Publicidad

1000 versos chilenos, el poema de Chile

por · Noviembre de 2010

Publicidad

1000 versos chilenos (Ediciones B), tal como ya pueden adivinar, es un compilado de citas de nuestra tradición poética a cargo de los académicos Marcela Labraña y Felipe Cussen. Un libro de más de 180 páginas que repasa los versos más notables de la poesía chilena o como dice en su prólogo, una selección de: “aquellos versos que ganan por knock out al primer asalto”.


No es difícil leer 1000 versos chilenos como si se tratara de un simple puñado de frases célebres, dignas de ser recordadas y sacadas a colación en reuniones con amigos inquietos por las letras. Tal como el personaje de Kirsten Dunst en Eternal Sunshine of the Spotless Mind, busquilla obsesiva de citas, coleccionista y memoriona de los textos de su Bartlett -el libro de citas por excelencia, súperventas histórico realizado por el librero de universidad John Bartlett-, fiel creyente en la idea de que las citas combaten el olvido, siendo capaces de bordar fragmentos de realidad, a pesar de haber sido ella misma, la chica, blanco de una limpieza de recuerdos.

Pero lo cierto es que la presente compilación se trata de un trabajo bastante más complejo e inteligente. La cita que abre el libro es ni más ni menos que una estrofa del himno nacional, de ahí cada uno de los ejemplos se va articulando en un grado de dependencia con el que lo antecede y con el que le sigue, logrando un solo gran poema escrito en conjunto por los emblemas poéticos más importantes de nuestra historia, un Frankenstein de la tradición escritural chilena.

Bajo esta premisa es que el libro se torna temático, cambiando de forma a medida en que avanzan las páginas y los autores, abordando las grandes inquietudes de nuestra poesía: la historia, la patria, el paisaje, la ciudad, la escritura, el amor, la desesperanza, el olvido, la religión. Una cadena que repasa de manera acertiva lo que muchos han errado: la problemática de nuestra identidad, tan de moda en estas fechas bicentenarias.

Desde Fray Camilo Henríquez a Bruno Vidal, de La Mandrágora a la Novísima, de los pins tipo Mistral, Neruda, Huidobro, de Rokha, Parra y Lihn, hasta los rupturistas y chacoteros Rodrigo Lira y Juan Luis Martínez, pasando por Maquieira y Bertoni, sin dejar de lado a Violeta Parra, Roberto Bolaño, Hernán Rivera Letelier o Pablo Mackenna. Poetas mayores, medianos y pequeñísimos. Todos juntos posando para la foto más grande de la poesía.

Cabe mencionar, al cierre, la profunda voluntad parriana que adquieren los textos en su estructura, presentándose inicialmente un verso institucional para luego desacralizarlo a más no poder, no extraña entonces que uno de los nombres más citados sea el de Nicanor Parra, junto a Enrique Lihn y Vicente Huidobro, haciéndonos entender a la poesía siempre desde un lado lúdico y vital, la idea del humor que ha sido transversal en las letras chilenas y que a ratos se tiende a olvidar.

1000 versos chilenos, el poema de Chile

Sobre el autor:

Daniel Hidalgo (@dan_hidalgo). Publicó los libros Barrio Miseria 221 (2009) y Canciones punk para señoritas autodestructivas (2011).

Comentarios