Mar 2012

Descarga “Las Cruces”, el nuevo disco de Protistas

por

Comparte esto:

La cadena es el alma de un buen water. Debe ser un tifón bullicioso y tan rápido como aniquilador. Lo mismo que los discos que siguen a los debutantes: la segunda obra (y también las posteriores) debe flotar por sobre el nivel del agua que dejó la descarga anterior, remojar por más tiempo las pastillas aromáticas: empezar a decidirte por una banda. Un nuevo trabajo tiene que, por cierto, molestar, desconcertar, sacudirte la idea imaginaria de un grupo que viste una vez en vivo y oíste el triple en una micro con destino calcado. Los menos: volarte la cabeza. Acá no se trata de ser una copia de sí mismo ni menos una extensión del debut. Como buen acto escatológico hay que estirar las posibilidades de un proyecto: no se trata de superarse, sino de fintar el remolino silencioso y efectivo pero lleno de incertidumbre de los baños más refinados, como también driblar al inodoro rodeado de papeles usados y toallas higiénicas del montón.

Esos aromas me despiertan los trances tristes.

Los trances tristes musicales de un catálogo nacional sacado de un eterno invierno fotocopiado de los Urales. No hay pop hecho a los 35ºC a la sombra de un Santiago sin sombra.

Las cruces” de Protistas -su último disco lanzado esta semana- es una trampa, es una provocación y, también, es un montón de imágenes planas, como una paloma atrapada en el pegamento de una ventana de Plaza de armas, como un quiltro hecho alfombra en la 5 sur, que recuerdan al engaño de su disco anterior: esa lectura del trance altiplánico, que en realidad es un eterno limbo lleno de cuchillos, o 33 minutos de una lectura propia de Deerhunter con mejores letras que cualquier otra cosa.

Es cierto: el cuarteto del cantante y guitarrista Álvaro Solar avanza.

El segundo disco es el alma de una banda peleando borrar su etiqueta de emergente. Y “Las cruces” grita desesperado desde un link en tu navegador.

En las salas de ensayo he llegado a pensar el tiempo que los músicos le dedican a la producción, al acorde, a la cinta, al sintetizador. Protistas parece alcanzar un estado inconsciente donde letra y melodía encabezan las prioridades. ¡Como debería ser? Si Álex Anwandter devolvió la fe en el trance del pop para la pista de baile, lo de Protistas es un giro eléctrico que puede hacer implosión o arrastrarte a su tifón en movimiento, como le pasa al baterista Andrés Acevedo, que en vivo llega a tocar de pie, como pueden proponérselo canciones como “Granada” o “Supertroll“, como puede tragarte por 44 minutos este segundo álbum de la banda que completan el guitarrista Francisco Marín y el bajista Alejandro Palacios, producido por Andrés Nusser (de Astro) y financiado por un montón de desconocidos dispuestos a pagar dinero por Internet para apostar por una banda indie chilena en Kickstarter (ojo bandas chilenas), a cambio de poleras, entradas para sus shows y conciertos en las casas de estos nuevos mecenas.

Descargar (vía radio Horizonte y Sello Cazador).

descarga-las-cruces-el-nuevo-disco-de-protistas

Sobre el autor:

Alejandro Jofré (@rebobinars)

Comentarios

  1. » *Sello Cazador y Protistas Presentan: Las Cruces en Vivo // 27 Abril THE YOUTHQUAKE

    [...] por Andrés Nusser (vocalista de Astro), Las Cruces fue grabado en los Estudios Triana, donde la banda registró sus canciones al unísono, alcanzando [...]