Mar 2012

Lo nuevo de J Mascis ya tiene fecha de salida. Acá un adelanto

por

Comparte esto:

Puede que conozcas a Joseph Donald Mascis por su trabajo en Dinosaur Jr. O quizás, también, por su maravillosa carrera como solista. En una de esas lo pillaste hace poco, con su pelo largo de siempre, ahora blanco de raíz a las puntas. Demás que estás escuchando proyectos que empezaron hace pocos años, como Witch, o te quedaste pegado en el primero de todos, Deep Wound. Quién sabe, simplemente no tienes idea de quién es, pero sea donde sea que esté tocando, este músico de Massachusetts no ha parado desde 1982 y, ahora, se lanzará con algo totalmente nuevo. Bueno, algo más o menos así.

Heavy Blanket, la banda que nunca llegó a ser, está de vuelta y -según ellos mismos- la experiencia será una mezcla entre la épica e inolvidable Band of Gypsies (liderada por Jimi Hendrix) mezclada con psicodelia japonesa pura y fumada a través de una tremenda pipa de agua.

¿Piola o no?

Este 8 de mayo sale a la venta “Dr. Marten’s Blues” y si quieres escuchar más, aparte de este adelanto, visita el MySpace.

¿La historia? Porque hay una historia detrás, pero esto no nace así como así. Esta es una de las románticas, por eso dije que no era un proyecto 100% nuevo. Es lindo, digno de un cuento lleno de tragedias, éxitos, altos y bajos junto a reencuentros. La cosa va así:

Estamos en 1984. Mascis, todo un lolo, ya llevaba un tiempo junto a Deep Wound, pero estaba aburrido. No le faltaban tocatas, les iba bien, pero simplemente quería algo más. Como todo adolescente de los ‘80, estaba desilusionado de la industria musical y veía cómo todos sus ídolos se iban vendiendo poco a poco, lo que le dolía hasta el alma. ¿Dónde estaba el hardcore? ¿Dónde estaba el punk? Simplemente quería algo nuevo, necesitaba algo nuevo. Recuperar toda esa honestidad que la música suponía conllevar.

La única forma de lograrlo era creando un grupo nuevo y fue en ese momento donde puso sus ojos en Johnny Pancake y Pete Cougar. Los conocía hace rato, los conocía desde que entró a la secundaria y su atención siempre estuvo en ellos. Le gustaba esa actitud que tenían, esa onda de “¿a quién le importa un carajo?”. Incluso habían sido echados de la banda del colegio porque los pillaron fumando weed desde una tuba, y J. sabía que eran excelentes músicos. Incluso se enteró que habían armado un dúo completamente centrado en los ritmos; no habían voces, tampoco guitarras. Pasaba que el tío de Johnny estaba en la marina y como estaba posicionado en Okinawa, por allá en 1973, tenía una tremenda colección de discos de bandas hard psicodélicas japonesas que influenciaron mucho a su sobrino.

Listo: eran los cabros que Mascis necesitaba y partió por ellos. No necesitaron mucho tiempo para darse cuenta que los tremendos sonidos que este par de lolos armaban eran el perfecto fondo para el demente y espectacular talento de J. con la guitarra.

El trío armó seis buenas pistas, se pusieron Heavy Blanket y agendaron la primera fecha de grabación.

Y boom, ka-boom! Todo se derrumbó. Dentro de ellos, dentro de todos. Pasó que Johnny se sacó la mugre, se golpeó la cabeza mientra nadaba en una cantera de piedra por allá en el sur de Vermont, y casi se ahogó. ¿Lo peor? Su recuperación iba mal y se bajó de la banda. Fue una situación bien fea, ya que se encerró en el sótano de su abuela y eso fue todo lo que se supo de él.

Con el corazón roto, Pete partió a Ohio para trabajar en la tienda de muebles de segunda mano que manejaba su tío y terminó en la cárcel por problemas feos con plata, ya que trabajaba en un supermercado y pasaba billetes falsos cuando se trataba de montos chicos. Claro que a Mascis le fue bien: él comenzó con Dinosaur Jr. y sabemos que eso es algo lindo dentro de este cuento, pero entre los tres amigos perdieron contacto, como también se perdieron sus canciones.

Muchos años después, en una de esas buenas vacaciones invernales que suele pegarse el frontman de Dinosaur Jr, J. partió a esquiar a Stowe y se encontró con Johnny. Ya no estaba en el sótano de su abuela, aunque en realidad no era por voluntad propia, ya que ella había muerto y no tenía mucho sentido seguir allá. Había buscado un trabajo y limpiaba pistas de esquí. Johnny, absorto con una teoría altamente conspirativa, culpó al mal de ojo de Pearl Jam por su accidente de hace muchos años atrás y le rogó a Mascis que volvieran a formar Heavy Blanket, ya que, según él, era la única forma de vengarse.

Ya estaban dos tercios, faltaba el último. Buscaron a Pete y lo encontraron en Columbus. Después de conseguir los permisos necesarios directamente de su oficial de libertad condicional, partió en bus con la única grabación que alguna vez consiguieron, un antiquísimo cassette.

A partir de esa base, hoy ya están estas seis pistas que volvieron a reestructurar y que podrás obtener, como ya te decíamos, a partir del 8 de mayo de este año.

28 años después pudieron cumplir con un proyecto que, a pesar de todo, los terminó uniendo.

[Vía]

lo-nuevo-de-j-mascis-ya-tiene-fecha-de-salida-aca-un-adelanto

Sobre el autor:

Isidora Cousiño (@icousino) es voz de Rock&Pop y alimenta el blog Little Fury Things

Comentarios

  1. Eduardo

    Hermoso.

  2. fbn

    Que buena historia y el material promete, se agradece Isi!!!