Publicidad

Da Vinci’s Demons: la historia antes de la historia

por · Marzo de 2015

Publicidad

Leonardo da Vinci (Tom Riley) vuelve a su juventud en la serie Da Vinci’s Demons, una versión novedosa del genio italiano: egocéntrico, espadachín, aventurero, curioso y bisexual, en una inédita aventura por las selvas sudamericanas. Todo esto en la historia creada por David S. Goyer para la cadena Starz.

La tercera temporada está anunciada para este año y aunque aún no tiene fecha de estreno, podemos repasar la biografía alternativa y fantasiosa que han dejado las temporadas anteriores. En Da Vinci’s Demons la trama se va entrelazando con hechos reales y algo de imaginación, tanto así que veremos al italiano luchar contra Drácula. Entre los hechos que se pueden rastrear en la biografía del polímata, está el soporte cultural que entregó a la ciudad de Florencia y a la figura del líder Lorenzo de Medici (Elliot Cowan), quien trata de llevar al poblado cuna del renacimiento hacia la gloria, evitando las conspiraciones y a un enemigo temible como el Vaticano del ambicioso Papa Sixto IV (James Faulkner), quien es la peor pesadilla de este drama histórico.

Además de prestar servicios de ingeniería militar al gobernador de Florencia, Da Vinci abre otro arco de conflicto: se acuesta con su amante Lucrezia Donati (Laura Haddock), exponiendo así el lado “Don Juan” del protagonista.

En la serie, sus orígenes son todo un misterio, transformándose en una de las tramas principales. Su padre Piero da Vinci (David Shofield) tuvo una relación con la esclava de Constantinopla que se transformó en su madre, hasta que desaparece cuando da Vinci era un bebé. Una secta llamada los Hijos de Mitra tiene parentesco con la madre del pintor y la búsqueda de la mujer hará que persiga un misterioso objeto llamado el Libro de las Hojas, un valioso texto que también está siendo buscado por el sobrino del Papa —otro antagonista—, el Conde Girolamo Riario (Blake Ritson).

Leonardo se muestra en ocasiones como un Indiana Jones, explorando lugares desconocidos por el hombre, buscando tesoros y viajando junto a Américo Vespucio hasta la selva amazónica. Tiene además cierta adicción a fumar sustancias alucinógenas para aclarar su mente, un rasgo parecido al de Sherlock Holmes, además de sus genios únicos. Son estas mismas pipas las que logran despertar recuerdos reprimidos de da Vinci, los demonios ocultos bajo la capa de un apuesto y novedoso inventor.

Da Vinci’s Demons está disponible en Netflix —al menos con su primera temporada—, y ha sido transmitida a Latinoamérica gracias a la cadena Fox. A la espera de la fecha de estreno de la tercera temporada, la producción anunció que vendrá sin Goyer a la cabeza y con John Shiban (X-Files, Breaking Bad) como reemplazo.

Da Vinci's Demons: la historia antes de la historia

Sobre el autor:

Camilo Arellano (@CamiloPaolo).

Comentarios