Publicidad

Dealer: Los libros de la semana

por · Julio de 2017

Publicidad

Las recomendaciones del editor para esta semana.

El último apaga la luz (Lumen), de Nicanor Parra. El último apaga la luz es una amplia y cuidada selección de la obra de quien según Harold Bloom (es incuestionablemente uno de los mejores poetas de Occidente). El libro abarca desde el inaugural Poemas y antipoemas (que se incluye íntegro) hasta los Discursos de sobremesa, pasando por Canciones rusas, Sermones y prédicas del Cristo de Elqui, Lear, rey & mendigo y Hojas de Parra (que por su centralidad en el proyecto antipoético también se incluye entero), más algunos poemas dispersos como “Quédate con tu Borges” o “El rap de la Sagrada Familia”. Seleccionados por Matías Rivas, los poemas que conforman esta obra selecta están pensados como el legado esencial de Nicanor Parra, una gran puerta de entrada para quienes no conozcan cabalmente la antipoesía y, a la vez, la mejor síntesis para quienes ya la admiran, la estudian o, simplemente, la leen con renovada pasión. (ref. $18.000)

El infarto del alma (Hueders), de Diamela Eltit y Paz Errázuriz. En la ciudad precordillerana de Putaendo, en la región de Valparaíso, se encuentra el Hospital Psiquiátrico Philippe Pinel. En sus inicios, el recinto fue un establecimiento destinado a tratar a los enfermos de tuberculosis: las montañas, la luz y el sol favorecían la curación pulmonar. Unos años después, en 1968, fue reformulado y trasladaron a enfermos mentales crónicos recluidos en distintos puntos de Chile. Los pacientes eran en gran medida indigentes y muchos de ellos incluso carecían de identidad civil cuando ingresaron. Hasta allí llegaron, a principios de la década del 90, la fotógrafa Paz Errázuriz y la escritora Diamela Eltit, con la intención de crear un libro que hablara sobre el amor en condiciones extremas de pobreza, encierro y abandono. Al recorrer estas páginas y ver las alianzas que generan pacientes a los que se les ha suministrado todo tipo de fármacos para aplacar sus emociones, somos testigos de un amor distinto, móvil, fugaz, un amor que eleva esas vidas por sobre el umbral de la mera sobrevivencia. A 25 años de su primera edición, el diálogo acompasado pero también muy libre entre fotografía y escritura sigue asombrando al lector. Paz Errázuriz y Diamela Eltit logran plasmar lo que hay detrás de esos abrazos, besos, risas, caricias: es un cierto flujo poético, sagrado y vital, en aquellas figuras cuyos ojos nos miran, nos traspasan y dejan entrever unas pupilas cuyo horizonte se ha torcido. (ref. $16.000)

Éste es el mar (Literatura Random House), de Mariana Enríquez. Ritos de pasaje, adolescentes fanatizadas con estrellas de rock, inframundos donde conviven seres que han complotado para que Kurt Cobain, Sid Vicious y Jim Morrison mueran repentinamente y pasen a la historia… En Éste es el mar, Mariana Enriquez alcanza una nueva forma de escritura, hurga en lo macabro, atraviesa el universo de lo desconocido y lo monstruoso para posicionarse en un territorio poco explorado de la literatura argentina. Su prosa es tan adictiva como sombría e inquietante. (ref. $11.000)

Terriers (Hueders/Montacerdos), de Constanza Gutiérrez. Si en Incompetentes (2014) Constanza Gutiérrez construyó un mundo en el que era difícil distinguir dónde y cuándo se daban las frustraciones y esperanzas de un grupo de escolares, en Terriers esto es distinto. Pues aunque ambos libros parecen compartir la supuesta perspectiva ingenua de niños y adolescentes (o el recuerdo de esas experiencias), la fragmentación que la autora experimentó en la novela se transforma en siete cuentos que abordan con consistencia cómo se vivió y se vive en el norte, el centro y el sur de Chile. Con la complejidad de lo real, la prosa de Gutiérrez describe y se entromete en cómo la pertenencia a un lugar y un grupo humano equivalen a la incertidumbre que los personajes y narradores comparten al enfrentar las convenciones sociales. Sin estereotipos de lo rural o lo urbano, lo chileno se representa en su diferencia, en la riqueza de sus expresiones y en su particular forma de sentir el mundo. Valiéndose del humor y la comicidad, Terriers despliega historias violentas y entrañables, un universo que prueba el oficio de su autora. Siete cuentos que hablan con humor de la relación madre e hija, el fútbol, el baile, los matrimonios y más. (ref. $11.000)

Filmish (Reservoir Books), de Edward Ross. Este libro es un viaje apasionante por la historia del cine en siete capítulos temáticos. Un original ensayo gráfico que sirve para iluminar las ideas que se esconden detrás de nuestras películas favoritas. El alter ego dibujado del autor, Edward Ross, nos presenta en cada capítulo un tema particular -como el cuerpo, la arquitectura, el lenguaje- y examina para ello una muestra ecléctica de hitos cinematográficos, de Ciudadano Kane a La jungla de cristal, del Viaje a la luna a Inception, y más allá. Ningún aspecto escapa a su lúcido análisis: la censura, el diseño de decorados, la raza y la hegemonía, la propaganda, la sexualidad, etc. El cómic que te hará conocer todos los secretos del séptimo arte. (ref. $16.000)

La vida intranquila. Biografía esencial de Violeta Parra (Planeta), de Fernando Sáez. El subtítulo de «Biografía esencial» ajusta el texto a su verdadera dimensión y le confiere al autor una cierta modestia. Aquí está lo fundamental, y algo más. Uno de los mayores logros de esta investigación es recomponer un puzzle complejo y misterioso, al menos hasta antes de la aparición de esta biografía: construir el hilo cronológico más o menos ordenado y detallado de la cantautora. (ref. $11.000)

Viaje esencial (Grijalbo), de Alejandro Jodorowsky. Mediante un lenguaje que adquiere a veces las características de un mantra que derrota a los demonios internos y externos, Jodorowsky derriba todos los velos de la ilusión del mundo ordinario, favoreciendo así la meditación y la elevación de la consciencia. Cada poema es un viaje esencial que traza la trayectoria que permite elevarse a las palabras y propiciar una atmósfera de renovación. Ahora suave plegaria, ahora invocación desgarradora, los textos de este libro abrazan lo invisible, lo colectivo y el anhelo del universo, penetrando el conocimiento y secundando el fluir de la vida y del devenir. (ref. $14.000)

Salisbury (Planeta), de Francisco Ortega. Tras dieciséis años en la capital, donde alcanzó cierta fama como actor de teleseries, Martín Martinic regresa a su pueblo natal para asistir al funeral de Juan José Birchmayer, su mejor amigo. Allí se reencontrará con Emilia, ahora viuda de Juanjo, y Perci Guidotti, profesor de castellano y novelista inédito; pero también con los terroríficos fantasmas de Salisbury. El otrora fuerte Victoria, rebautizado por el presidente Balmaceda en honor al marqués de Salisbury, por su colaboración en la Guerra del Pacífico, es un apacible pueblo sureño habitado en su mayoría por descendientes de inmigrantes europeos evangélicos. Pero la localidad, situada a sesenta kilómetros de Temuco, guarda espeluznantes secretos en la abandonada casa Berkoff, que solo los niños parecen reconocer, porque los amigos imaginarios existen y algunos pueden hacer mucho daño, incluso matar. Publicada originalmente como El horror de Berkoff, esta versión ampliada, corregida y bajo el título definitivo de Salisbury, es una novela en la que Francisco Ortega, autor de Logia y El verbo Kaifman, logra una narración cautivante, que combina con maestría una historia de amistad, amor y engaños, en que lo verdadero y lo fantástico se entremezclan como dos facetas indiscernibles de una misma realidad. (ref. $15.000)

Dealer: Los libros de la semana

Sobre el autor:

PANIKO.cl

(@paniko)

Comentarios