Publicidad

La potencia política de lo sonoro en escena

por · Octubre de 2018

Publicidad

Con dos intervenciones dentro de la programación del 11º Women Playwrights International Conference, a realizarse en el espacio GAM, hasta el 12 de octubre, la compañía de Concepción La Obra Teatro compartirá sus procesos con dramaturgas y mujeres cuyo quehacer está relacionado con las artes escénicas de todo el mundo. El montaje Con-cierto Deseo. Concierto teatral para voces femeninas, fue seleccionado para participar en la apertura de la conferencia, con un fragmento, y en la programación del día 10 de octubre, a las 22:00 horas, en la Sala DUOC UC. La presencia de la compañía es crucial en términos de visibilización de la dramaturgia femenina regional y como plataforma que permitirá compartir los contenidos y discursos políticos que atraviesan su práctica escénica. Precisamente, uno de los filamentos vitales de sus últimos montajes (tiene ocho obras montadas) es el lenguaje sonoro como instituyente de la experiencia teatral y como canal para desplegar un diálogo en torno a las políticas de la memoria.

En ese contexto, Con-cierto Deseo. Concierto teatral para voces femeninas, se entiende y proyecta como una zona de contacto entre diversos lenguajes, donde ninguno se subordina a otro. Se trata de un cruce interdisciplinario entre el teatro, visualidad y la sonoridad; para, desde ahí, abordar diversas experiencias que unen en escena a dos mujeres, una enferma de “Tiricia” y una música que intentará sanarla a través de los sonidos de su piano. Escrita y dirigida por la reconocida dramaturga Gisselle Sparza y bajo la dirección musical de Javiera Hinrichs, quien comparte escena con la actriz Francisca Díaz, el montaje promueve una reflexión profunda y “incómoda” sobre temáticas de género, a través de una propuesta audaz y contemporánea en términos escénicos.

Con un elenco constituido en su totalidad por mujeres, la compañía, busca en este montaje el protagonismo de lo musical entendido en un amplio sentido que, según Javiera Hinrichs, ”supera las palabras y al entendimiento racional, que sana y que es capaz de conectar con esa zona íntima de las personas y que otros lenguajes no alcanzan a tocar”. En el montaje, la construcción sonoro-musical se acopla a la pulsión primaria de la idea y dramaturgia de Sparza, “concibiendo a los espectadores y las espectadoras como testigos activos que dotan de sentido las distintas pistas que ponemos en escena, relacionando y armando sus propios relatos, en base a sus biografías y emociones y discursos que les compartimos. Entendemos la música como un canal de transmisión de emociones, vinculada a los cuerpos y las vibraciones”, comenta la directora musical.

Por su parte, Gisselle Sparza comenta que en esta única función en Santiago, “deseamos compartir esta búsqueda escénica y, especialmente, con este montaje, posicionar el trabajo de regiones y compartir la visión que la obra expone respecto a la construcción social y cultural de lo que implica ser mujer y estar mujer”, expone. Detalles de la programación serán difundidos en la página de La obra Teatro y las plataformas digitales de WPIC Chile.

Sobre el autor:

Paulina Barrenechea

Recomendados

Comentarios