Publicidad

Chi Cheng murió pero cuando dicen dejó de existir se equivocan

por · Abril de 2013

Publicidad

Juego mario kart solo. Gano primer lugar en torneo hongo 150.

Salgo segundo en torneo estrella 150.

Fumo unas colas. Desecho la idea de ir a tomar. Fumo cigarros.

Leo un poco, aburrido. Cansado. Semi triste.

Afuera los tipos que revuelven la basura revuelven la basura.

Después los tipos que recogen la basura recogen la basura.

Afuera la gente pasa caminando con botellas encima de mi cabeza.

Hace un rato un crustie me acusó de faltarle el respeto por mirarlo con alguna expresión.

Me amenaza con una especie de cadena o cinturón o las dos cosas.

Vuelvo a la casa juego mario kart solo y todo eso.

Doy vueltas y corro y salto por la casa en silencio.

Llaman por telefono.

—Te tengo una noticia, de Deftones.
—No me digas una tragedia.
—Murió el bajista. Lo leí recién.

—Vienes a la tocata?
—No no, estoy cansado y estuve entrenando mario kart… No.
—Qué cosa? Se escucha mal…
—Que noooo
—: (
—: /

No hay internet. No hay radio.

Hay una tele y hay un súper nintendo y hay dos dvd.

Uno de the cure que tocan hoy en esta ciudad y el vocalista está grotesco.

Otro de Deftones en Hawaii. Pongo el dvd. Están en Hawaii tocando y paseando por los volcanes.

Chi Cheng está vivo ahí pero está muerto acá y está vivo en el póster acá pero está muerto en este mundo.

Me rompo los dedos meñiques con los dedos índices.

Hay lava roja naranja amarilla y rocas.

Mando sms’s.

Recibo sms’s.

: (
: (
: (

Chi cheng usa un cortavientos verde y se ve más vivo que nunca pero está más muerto que nunca porque así se está uno cuando recién muere.

Tomo piscola sin hielo porque así se toman cuando se toma solo.

Hay lava de colores vivos y cielo de colores vivos.

Hay mar. Acá no hay mar.

Chi Cheng lleva a su hijo encima de sus hombros. Un hombre dice en hawaiano que si uno rompe las leyes de la naturaleza simplemente se muere.

Me duele la guata.

Chi Cheng camina por la playa con las chalas en la mano. En otra escena el agua llega de repente y todos arrancan y le llega el agua hasta las rodillas.

Todos se ríen. En este preciso momento nadie puede reírse con nada. O tal vez sí.

Chi Cheng descansó, por fin. Yo me siento cansado y triste pero mañana voy a estar vivo y quizá triste pero vivo a fin de cuentas todavía.

Descansa en paz Chi Cheng camina al siguiente mundo con la cabeza en alto Chi.

Chi Cheng murió pero cuando dicen dejó de existir se equivocan

Sobre el autor:

Luc Gajardo (@luco)

Comentarios