Publicidad

Lollapalooza Chile 2015: Quién es quién

por · Noviembre de 2014

Publicidad

Se acaban los rumores, se confirman las bandas. La quinta edición de Lollapalooza Chile toma forma y revisamos banda por banda el cartel oficial de las dos jornadas que transformarán el Parque O’Higgins el próximo 14 y 15 de marzo de 2015.

LollapaloozaChile2015

Si el año pasado el festival se inclinó por la nostalgia de RHCP, Soundgarden, Pixies, New Order, Johnny Marr y NIN, el 2015 Lollapalooza Chile es liderado por los dinosaurios Jack White y Robert Plant, y los shows de Kings of Leon, Skrillex y Calvin Harris.

Será una mezcla de viejas glorias de un par de década atrás con lo nuevo: el buque escuela de Billy Corgan, The Smashing Pumpkins, todo un referente del rock alternativo, y el debut de Kasabian en Chile. NOFX, íconos del punk californiano con una fuerte base de seguidores en este lado del planeta, y Bastille, una de las grandes apariciones de la música británica esta temporada, tal y como Alt-J. Interpol, la banda que revivió el post punk y volvió esta temporada con renovadas energías. El rap explosivo de Cypress Hill. Y los deslenguados Molotov, entre más de sesenta números musicales.

El escenario electrónico recibirá a Dillon Francis, Chet Faker, DJ Snake, Major Lazer y Nicky Romero, junto a los cabezas de cartel Calvin Harris y Skrillex, entre otros.

Y una vez más jugarán un importante papel en el festival un buen contingente de talentosos artistas chilenos de diferentes estilos y generaciones: será el momento de celebrar los 45 años de carrera de Congreso, el debut en estos escenarios de Jorge González, y los actos de La Familia Chilenita del Funk (Chancho en Piedra & Los Tetas), Portavoz, Astro, Chinoy y Pedropiedra, entre muchos otros.

Jack white

Jack White

Dicen que el rock es el nuevo jazz: un género que alguna vez representó a una juventud rebelde y acelerada, pero que con ellos envejeció y se transformó en la música predilecta de padres de familia y trabajadores con cierto poder de consumo. Géneros que dejaron de decir lo que decían para ser, finalmente, el pasatiempo de viejos quisquillosos, a lo mejor mañosos, muchas veces amargos. Hoy el rock se va haciendo viejo y se nota porque, comercialmente, sobrevive de la nostalgia. Los grandes eventos tienen que ver más con las reuniones de antiguas bandas novedosas —Soundgarden hace poco; Faith No More y Mike Patton cada temporada; Blur recientemente— que con nuevos grupos que vengan a renovar el asunto. Las juventudes prefieren expresarse e identificarse con el hip-hop, la electrónica e incluso el pop: suenan más actuales y transgresores, y se parecen menos a la música que escuchan sus papás. Pero los White Stripes, la banda con la que Jack White entró en la historia del rock por la puerta de adelante, en su momento, tomaron este vejestorio y lo renovaron a partir de esa misma vejez. Jack White, como un restaurador de muebles, toma un gran sillón que ha sido abusado, lo arregla basándose en el modelo original y le da unos toques de novedad que lo hacen irresistible. Ahora en solitario, además de cambiar el rojo y blanco de su antigua banda por los tonos azules y negros, viene con Blunderbuss bajo el brazo y como parte del tour de Lazaretto, su segundo disco solista que asoma como uno de los más bluseros del año y con una gira de conciertos que alcanza las tres horas de duración con material de todas sus bandas: The Raconteurs, The Dead Weather y The White Stripes.

Kings Of Leon

Los Followill saborearon el éxito planetario con Youth and Young Manhood, su estupendo disco debut, hace más de diez años, como parte de la facción Strokes-Is this it? del rock sureño y sucio para estadios. Multiplicaron su nombre con los sencillos “Sex on fire” y “Use somebody”, una biografía imaginada por Mark Twain: tres hermanos hijos de un predicador sureño y un primo; y las barbas de Lynyrd Skynyrd filtradas por instagram. Sus videos consiguieron millones de visitas, tocaron en giras globales y no pasaron más de cinco años para sabotearlo todo y seguir el manual de Bono. Desde el Only By The Night, su cuarto disco de estudio, aparecido en 2008, que dieron el adiós definitivo a ese garage sucio de los comienzos. Ahora vienen a Chile con Mechanical Bull bajo el brazo y el hambre de ser los nuevos U2.

Robert plant

Robert Plant

Robert Plant fue el cantante de Led Zeppelin. Pero, jóvenes de la patria, ¿qué significa eso? Primero, que durante trece años fue rostro y voz de una de las tres bandas más importantes de la era dorada del rock and roll. Con Led Zeppelin, Plant empezó a los diecienueve años y terminó a los treinta y dos —hoy tiene 68. Durante ese tiempo, grabó algunas de las canciones más influyentes y populares de las últimas cinco décadas: “Black dog”, “Kashmir”, “Inmigrant song”, “Going to California”, “Tangerine”, “Whole lotta love”. Demasiadas para enumerar acá. Y sin importar si te gusta la música que la banda produjo, Led Zeppelin creó la columna vertebral del rock moderno junto a The Beatles, los Stones y The Who. Cinco décadas después, la música de los ingleses aún reverbera en la cultura de masas. Pósters, cóvers de adolescentes haciendo “Stairway to heaven” y sus melenas onduladas multiplicadas por los amantes del rock clásico. Después de todo eso, Robert Plant tuvo treinta años de éxitos en solitario y sigue en la carretera. A Lollapalooza viene con su reciente Lullaby and… The Ceaseless Roar, un disco elegante y extrañamente progresivo. Será el encuentro con un dinosaurio vivo.

Calvin Harris

El extrovertido escocés se repite el plato en el festival («Santiago, muéstrame, let’s me see your hands»), con un DJ set probado y varios sencillos dando vueltas en fiestas y clubes. A pesar de que su set se topó con el de Björk, en 2012, el Perry’s Stage se mantuvo lleno al ritmo de “Flashback”, “Bounce” y “Feel so close”. “Summer” es una de sus canciones más descargadas solo este año, pero sabemos que hecha mano de I Created Disco y sobre todo de Ready for the Weekend.

Skrillex

Skrillex

Este show es electricidad pura. El tipo, Sonny Moore, se cansó de operarse las cuerdas vocales, mientras cantaba hardcore, y dejó el micrófono por una serie de controladores midi y un laptop, para pasarse al lado agresivo del dance. Sobre el escenario, Skrillex gira una perilla y abre pequeños volcanes de ruido, mientras, al siguiente segundo, está sobre la mesa con sus equipos, de un salto, y luego, sacudiendo su cabellera al ritmo de bombos que suenan en las tripas. Lo conocimos gracias a la edición de varios epés, pero en su segundo Lollapalooza Chile llega con Recess, su primer largaduración, más un puñado de canciones como montañas rusas con frecuencias graves y tantos cambios como buenas melodías.

Foster the People

El setlist que escogió Foster the People, en su anterior visita, no tenía puntos bajos. Sobre el escenario, es imposible no pensar en el pasado de Foster como compositor de jingles publicitarios o en un Audi corriendo por una carretera con el inicio synth pop de “Helena Beat“, el pegajoso coro de “Call it what you want”, o cualquier otra canción del Torches de fondo. Pop bailable y colorido, que cierra con una versión extendida de su éxito “Pumped Up Kicks”.

Smashing pumpkins

The Smashing Pumpkins

Los sobrevivientes de la Generación X vinieron hace cuatro años como una versión acelerada de la primera etapa de The Smashing Pumpkins. Sin la electrónica de Adore y cargados a un disco desconocido como Zeitgeist. Todo esto en un Movistar Arena partido por la mitad. Esa vez, la banda de Billy Corgan, el único sobreviviente de la formación original, aterrizó rabiosamente eléctrica, con la infundible voz nasal de su líder, y exquisitos solos de batería a cargo del virtuoso Mike Byrne. Fue un show que avanzó con dos canciones conocidas por cada una de la perdida última década de Corgan. Nostalgia asegurada con algunos de los éxitos que deja caer en sus shows actuales: “Cherub rock”, “Tonight, tonight”, “Disarm”, “Today” y “Ava adore”.

Alt-J

Indie rock inglés que promete, con dos discos bajo el brazo en dos años de carrera, coronados por un flamante Premio Mercury. El mismo que recibieron, en su momento, bandas como Primal Scream, Suede y Pulp, y más recientemente Arctic Monkeys y Klaxons.

kasabian

Kasabian

El grupo de Leicester es lo que es gracias a una serie de influencias, desde el espíritu madchester de The Stone Roses, el trance místico de Screamadelica y la arrogancia XXL heredada de Oasis. Su último disco 48:13, publicado este año, es la confirmación de su mezcla de brit-rock y beats electrónicos.

Interpol

Luego de perder a su bajista original, el ahora trío neoyorkino editó su disco menos oscuro en quince años de carrera. El anagrama El pintor. Un trabajo donde vuelven a compartir algo más que su ciudad de origen con Yeah Yeah Yeahs y The Strokes.

cypress

Cypress Hill

La anterior presentación de Cypress Hill, en Lollapalooza, fue un puñetazo desde el comienzo. Rápidamente disiparon algunas dudas previas: si iban a tocar el tibio Rise Up o la presencia de Julio G en reemplazo del fundacional Dj Muggs. De entrada vino un gancho con B Real y Sen Dogg, que noquearon gracias a una artillería de éxitos de todas sus épocas: “Tequila sunrise”, “Dr. Greenthumb”, “Hits from the bong”, “Insane in the brain”, “How I just killed a man”, “Rock superstar”, y los cruces entre percusionista y DJ. Es uno de los shows que hay que ver al menos una vez.

Bastille

Bastille es un cuarteto londinense que suena muy parecido a lo que hace Editors o Muse, pero con menos guitarras. El año pasado editaron Bad blood y sacaron pasaje directo a Glastonbury. Hoy son el cheque a fecha del nuevo rock alternativo británico.

gonzález

Jorge González

Después de desarmar a Los Prisioneros hasta deshacerlos una y otra vez. Después de escribir un puñado de himnos del rock nacional sin fecha de vencimiento. Después de probar suerte en solitario, de los presupuestos de varios miles de dólares, de Gustavo Santaolalla. Después de la autodestrucción, de sus discursos incendiarios entre medio de pasajes instrumentales de sus canciones. Después de haber oído mil veces: «¿y esto es comercial? ¿se parece a Los Prisioneros? ¿Va a ser rebelde? La carta de Claudio Narea…». Después de fugarse hacia demasiadas partes: las drogas, Víctor Jara, la cumbia, la música electrónica, el inglés, el extranjero. Después de todo eso, Jorge González parece volver de ningún sitio, o de un lugar no muy distinto al encierro, para seguir rayando las páginas de treinta años de historia musical, unidas por un solo hilo tejido desde La voz de los ’80 hasta el reciente disco Leonino: su rechazo al conformismo. Acá el esperado debut en Lollapalooza Chile de la columna vertebral del rock y el pop chileno. Una figura tan gravitante como la leyenda de Los Jaivas y Los Tres, y tan vigente como necesaria.

Major Lazer

Da lo mismo de donde sean, porque si estás en busca de sudor, bailes sensuales apretados, deberás estar en el Perry’s a esa hora. Major Lazer es una fiesta tan adolescente como enérgica, plagada tanto de citas a los espectáculos de rock —gente saltando, brazos en el aire, bola de aire inflable con Diplo dentro pisoteando cabezas y tropezando sobre la masa, gritos— como de la mejor/peor discoteca de la antigua calle Suecia —coreografías de lado a lado, la aparición del personaje Major Lazer en la onda del Dr. Simi, sexy movimiento de caderas al son del ragga que popularizaron los programas de Álex Hernández, hasta remezclas de Elvis Crespo, que llegaron a desperfilar a tanta lola hipster y con pinta de pasarela. El trío en vivo, completado por el afro Jillionaire y el simpático “animador” Walshy Fire, es una oda al hueveo. Teniendo uno de los puntos más afiebrados, en su presentación anterior en Lollapalooza, al buscar hacer el “Harlem shake” más grande de Chile. Uno que se extendió por largo rato, metiendo muchas mezclas entremedio. Electrohouse y sonidos de Jamaica.

Nicky Romero

Este dj holandés es uno de los protegidos de David Guetta. Con él trabajó en los singles “Metropolis” y “Wild ones”, pero es más conocido por infectar las pistas de baile con sus creaciones “Toulouse” y “303”. House para rebotar más que seguro en el Perry’s Stage.

Damian Marley

No hay mucho que decir. El hijo pródigo de Bob Marley viene con tres Grammy en el bolsillo y dispuesto a domar a la masa rastafari. ¿Habrá un fumadero en el Parque O’Higgins como pasó en Maquinaria el 2011?

The Kooks

Con pitillos y cabelleras descuidadamente despeinadas, aparecieron como la banda némesis de Arctic Monkeys. The Kooks es pop de bajo, batería, guitarras y una voz, con la urgencia de My Chemical Romance, pero el refinamiento de The Libertines, hasta que se reformularon y editaron Junk of the heart y después Listen, un disco publicado este año, donde los ingleses beben del góspel y el hip-hop.

The Specials

La banda de ska inglés, formada en 1977, y a donde miraron en algún momento de sus carreras los argentinos Karamelo Santo, Los Pericos y Los Fabulosos Cadillacs, es junto a Madness la más importante del género.

St Vincent

Hace diez años esta estadounidense comenzó una carrera centrada en el art rock de David Bowie y figuras como David Byrne, que editó su penúltimo disco Love this giant. A Lollapalooza Chile viene con su reciente disco homónimo bajo el brazo y un pop barroco que incluye sonidos de teclados, guitarra y theremin. Es uno de los actos que más promete.

Rudimental

Música electrónica británica para perderse al ritmo de un drum & bass, con voces sampleadas y teclados de misa. Atención con su sencillos “Feel the love” y “Not giving in”.

Dillon Francis

Este DJ estadounidense mezcla el dubstep con el house, en ese estilo poco conocido llamado moombahcore: muchos cortes, voces repetidas, redobles, descontrol.

Molotov

A veinte años del comienzo, las letras picantes del rock mexicano llegan por primera vez al festival, con una carrera marcada por la desfachatez de éxitos tocados a dos bajos: “Que no te haga bobo Jacobo”, “Apocalypshit”, “Chinga tu madre”, “Puto”. A 17 años del ¿Dónde jugarán las niñas? y con México abatido por las muertes de un grupo de estudiantes, “Gimme the power” sonará como un lamento y con una vigencia terrible.

SBTRKT

Otra de las cartas para el escenario electrónico, SBTRKT es el proyecto del británico Aaron Jerome, conocido por su sonido dubstep y las mezclas a gente como Basement Jaxx, M.I.A. y Radiohead.

NOFX

Sabemos que no son unos virtuosos de sus instrumentos, pero NOFX rinde sobre los escenarios. Como buena banda sonora de muchos adolescentes de comienzos del 00s, los de Fat Mike no reniegan de sus clásicos como “Bob” o “Linoleum”, con esos estribillos tan alegres del punk rock americano.

Dj Snake

El disc jockey francés y productor de Born this way de Lady GaGa, promete una mezcla de hip hop y electrónica, y un repaso de sus singles “Bird machine” y “Turn down for what”.

Lumumba

Esta es la segunda etapa de la banda de reggae argentino Lumumba, siempre a cargo de Fidel Nadal, la voz de los disueltos Todos Tus Muertos. Vienen de catorce años de receso y tres discos de estudio publicados entre 1996 y 1999.

Donavon Frankenreiter

De la línea Jack Johnson, el norteamericano Donavon Frankenreiter es también músico y surfista con residencia en Hawaii. Su último registro en solitario es Start livin’, aparecido en 2012. El bronceado es seguro.

Congreso

La banda del baterista Tilo González y el cantante Pancho Sazo, dos de sus integrantes más conocidos, ha escrito su nombre en la historia de la música popular chilena con un sonido entregado a la fusión latinoamericana, hermoso aunque complejo. Formados en Quilpué, y con 45 años de carrera, la banda cuenta con quince registros en estudio y la solidez de músicos tan gravitantes como pasajeros a lo largo de su historia: Joe Vasconcellos, Ernesto Holman, Jorge Campos, Raúl Aliaga, el fallecido Jaime Vivanco, Hugo Pirovich y Sebastián Almarza.

Astro

Su primer epé fue editado primero en México y después en Chile. En adelante, el cuarteto liderado por el falsete de Andrés Nusser ha venido mostrando un pop de sintetizadores pensados para los grandes escenarios del planeta, con un toque de psicodelia y rock progresivo. Esperemos que lleguen al festival con su segundo disco de larga duración publicado. Hay mucha expectativa alrededor de ese trabajo anunciado para este año.

Chet Faker

En 2011 publicó en youtube una versión acaramelada y cuidada de “No diggity”. Desde entonces el músico electrónico australiano se hizo conocido a la velocidad del rayo. Y desde entonces trabaja con el sello Downtown, a la par de Gnarls Barkley, Santigold, Justice y Scissor Sisters.

Familia Chilenita del Funk (Chancho en Piedra + Los Tetas)

Son 20 años desde que ocho muchachos, recién saliendo del colegio, decidieron formar sus bandas. 20 años desde que el espíritu del funk negro, filtrado por la furia del rock blanco y el rap, los movimientos pélvicos, los cabellos de colores sintéticos, marcaron sus pasos a seguir como un manual estético y de vida. Son 20 años desde que Chancho en Piedra y Los Tetas entraron a un estudio a registrar dos de los discos más novedosos y refrescantes que vio la época, Peor es mascar lauchas y Mama funk, justo en medio de los 90s, junto a una tropa de bandas que daban la idea de que en Chile las cosas estaban cambiando. Su show de larga duración, este año en el Teatro Caupolicán, ha sido uno de los puntos altos en la cartelera local.

Quique Neira

Abriendo uno de los escenarios principales en 2011, Quique Neira se acompañó de una banda con bronces para hacer un medley de su discografía en solitario y canciones de Gondwana que llevan el sello distintivo de su voz. “Un millón de cosas buenas”, “Sentimiento original”, fueron algunos de los temas que pasaron en esa casi desapercibida presentación, que pretende reescribir de la mano de su reciente disco Un amor.

Pedropiedra

Cerebro musical de los disueltos CHC, viene desarrollando desde 2009 una interesante carrera como solista, con frecuentes viajes entre México y Santiago de Chile, donde ha editados tres trabajos repletos de canciones luminosas y un estilo que mezcla como ingrediente clave el humor y la observación.

Fernando Milagros

Cantante, guitarrista y autor de canciones entre el folk y el rock, viene dando que hablar con sus guitarras acústicas y eléctricas desde que en 2007 lanzó Vacaciones en el patio de mi casa, hasta ser escogido por Vincent Moon para grabar la serie musical Temporary Valparaíso. El último año sorprendió al anunciar su salida de Quemasucabeza, el sello que edita a Gepe, y publicar un disco donde suena como el autor de “En la naturaleza”.

Camila Moreno

La cantautora de vozarrón intenso y una carrera al alero de Marcelo Aldunate, ex director de radio y productor, fue nominada a los Grammy latinos en 2009 por su canción “Millones“. Así llegó el 2012 a Lollapalooza Chile, donde mandó al carajo su disco debut y los guiños a la música tradicional chilena, para envolverse de sintetizadores, percusión y rock con el oído puesto en Radiohead. Quizá por eso se pasó de los vestidos bordados y los aros hippies a los colores fluorescentes.

Zaturno

El más joven de los tres Tiro de Gracia originales, con quienes grabó los discos Decisión y Ser humano!!, el disco más vendido del hip hop chileno, brilla también como solista. Al impecable Zaturno espacial, de 2007, se suma el reciente Universos, editado este año, entre algunos de sus trabajos donde ha intentado, en sus palabras, «chilenizar el hip hop».

RVSB

Raffolution y Latin Bitman son dos de los mejores discos de disc jockeys chilenos publicados la última década. Sus creadores: Dj Raff y Bitman, responsables de decenas de sencillos y diversos proyectos musicales de manera individual y con otros artistas, ahora trabajan juntos bajo la chapa RVSB. La misma con la que se presentaron el año pasado en el Lollapalooza de Chicago.

Kill the Noise

Dubstep y drum and bass, según el evangelio de Jake Stanczak, el músico que firma como Kill the Noise y que llega a Chile con un puñado de trabajos junto a gente como Dillon Francis, Steve Aoki y Tiësto.

Ritmo Machine + Sen Dog & Sick Jacken

Ritmo Machine es la primera gran anécdota musical que dejó el debut de Lollapalooza en Chile. El percusionista Eric Bobo (Beastie Boys) llegó con Cypress Hill y el DJ chileno Latin Bitman hacía lo propio en otro escenario. Coincidieron. Probaron temas. Y terminaron componiendo nuevas canciones que forman parte de su disco debut Welcome to the Ritmo Machine. Ahora serán reforzados por la voz cubana de Cypress Hill Sen Dog y la voz mexicana de The Psycho Realm, Sick Jacken.

Tinariwen

World music traída directamente desde Malí. Los africanos se formaron en 1982 y desde entonces han sido la voz de la resistencia de las tribus tuareg. En 2003 comenzaron a sonar en Occidente, gracias al primer Festival del Desierto, organizado para celebrar el fin de la guerra entre las tribus tuaregs y el gobierno de Malí.

Mass Mental

Heavy metal de la mano del bajista de Metallica y Suicidal Tendencies, Robert Trujillo, y el cantante de Dub War, Benji Webbe. La banda, disuelta en 2002, volvió a las pistas este año junto al baterista Ken Schalk.

Atom

Uno de los múltiples alias del músico alemán Uwe Schmidt, afincado en Chile desde 1997, donde ha trabajado con Jorge González, Ricardo Villalobos y Martín Schopf. Sus cuidadas visuales son uno de los puntos altos de su potente puesta en escena.

Matanza

Electro-andino chileno en búsqueda del trance. Editados por el mismo sello del francés Brodinsky, anabatic Recods. Zampoñas y flautas sobre beats pegados.

Maxi Trusso

Un argentino trotamundos que es pionero del auto-tune y ha publicado discos folk, glam y de rock pop. Trabajó en Believe de Cher y tiene el olor a hit en sus canciones.

Javiera y los Imposibles

La banda de pop de Javiera Parra, que en 20 años de carrera ha escrito sencillos como “Soy tu agua”, “Alacrán”, “Humedad” y “Te amo tanto”, viene de grabar El árbol de la vida hace un par años. Será su primera vez en este escenario.

Yajaira

Este segundo aire de la banda de stoner rock, aparecida desde los subterráneos de la Estación Mapocho, viene de publicar Vuelve a arder, en 2012, siempre con Sam Maquieira y Comegato al frente. Psicodelia y rock pegado.

Hielo Negro

Stoner rock de Punta Arenas, que toma su nombre de la mezcla que deja en las carreteras la nieve con el aceite de los camiones. Algo de eso hay en el sonido: Motörhead filtrado por Black Sabbath.

Chinoy

Nadie retrata a la gente triste como Chinoy lo hace. Desde que apareció Que salgan los dragones, su primer álbum, que Chinoy, el suceso de San Antonio, no tiene ninguna novedad discográfica. Hubo un trabajo en vivo —Chinoy en Bogotá— pero ningún resultado en estudio que reuniera algunas de las decenas de canciones que, grabadas de sus shows y tocatas, circulan hoy en youtube. «No sé muy bien con qué pudiera emparentarse», dijo a comienzos de año sobre el sucesor improbable de ese disco, «pero claramente no es con la etiqueta de trova que nos pusieron hace cinco años».

María Magdalena

La cantante y diseñadora chilena, María Magdalena Valdivieso, carga dos discos de corte electropop, con letras confesionales y una propuesta basada en la estética. Será su debut.

Esteman

Este compositor colombiano hace pop glamoroso, o teatral, y ha firmado canciones junto a la mexicana Carla Morrison. “El disctractor” y “No te metas a mi facebook” son algunos de sus temas más conocidos.

Marineros

Soledad Puentes y constanza Espina componen Marineros, el dúo de pop chileno que es la nueva apuesta del sello de Javiera Mena y el productor Cristián Heyne, Unión del Sur, y que se coló entre «las cinco promesas latinoamericanas» elegidas por El País de España a comienzos de año.

Portavoz

Este MC y productor chileno se coló en la escena hace diez años con Formato de MC. En adelante, el también integrante de Salvaje Decibel, supo leer como pocos las ideas de los estudiantes y su revolución en 2011, en Escribo rap con R de revolución, y ha retratado con frescura y elocuencia la cotidianidad de la periferia de Santiago y los contrastes del modelo neoliberal. Un acierto que su discurso llegue a estos escenarios.

MKRNI

Formados en 2008, el trío de Santiago escribe para la pista de baile. Lo de Miopec, Sebastián Román y Elisita Punto es pop y electrónica, la que seguramente condensarán mostrando su último trabajo, Canciones, publicado este año. A su favor, se han presentado en festivales internacionales como SXSW, Festival Nrmal y Primavera Fauna.

Fármacos

El quinteto chileno hace post rock escrito y producido por su líder, el cantante y guitarrista Diego Ridolfi. Indie actual con algunos toques de Lego Moustache y Andrés Nusser, de Astro.

Manu da Banda

El guitarrista, cantante y compositor Manuel Prieto es el músico detrás de Manu da Banda, agrupación que en 2009 se formó en torno a su figura, y de hecho ese nombre es una forma de referirse a la “banda de Manuel”. Influenciados por el folclor de América Latina, ritmos, coloridos y aires afrolatinos y sudamericanos, hacen una mezcla de cumbia y reggae.

DJ Caso

El dj chileno tiene una carrera solista, pero también actuando como soporte de bandas en vivo y firmando en trabajos de gente como Francisca Valenzuela, Los Tetas y Bajo Fondo Tango Club. Este año acaba de editar su discoScenes.

Afrik

José Miguel Martin-Buitrago es más conocido en la escena electrónica como Dj Haiti, y desde ese nombre nace Afrik, «algo así como un ritual chamánico sicodélico», en palabras de su autor. Su último disco, Expedita, incluía grabaciones de sitar, trompe y flauta japonesa.

CoffeeHouse

«Nacida como un producto de exportación cuyo principal objetivo es atravesar la frontera y conquistar el mercado internacional». Así se autodefine esta banda, sin dobles lecturas ni falsas pretensiones. El año pasado telonearon a Blur.

Power Peralta

Dos gemelos haciendo una coreografía es tan perturbador al principio como fascinante al final. Con disciplina militar, los hermanos Peralta pasaron de ser escenografía viva en un programa del cable a participar del homenaje a Michael Jackson hecho por el Cirque du Soleil.

Abya Yala

12 músicos que llevan 10 años y han hecho 2 discos viajando por toda América. Abya Yala es reggae latino con altas dosis de misticismo.

Rootz Hifi

Una pirámide de parlantes, un soundsystem a la jamaiquina que se encarga de reproducir con la mayor fidelidad los abisales bajos que caracterizan al dub, el stepper y el reggae. Por tercera vez consecutiva estarán instalados en Lollapalooza.

OH Margot!

Andrés Nusser produjo este año el primer disco del quinteto, todavía inédito, que ya en sus demos revela sus pretensiones: una sicodelia con estructura pop, sintetizadores como si a Astro le hubieran quitado su espíritu festivo y agregado una buena dosis de reflexión.

Miss Garrison

Siempre al día, el trío liderado por Fran Straube pasó del dance-punk a un pop de guitarras más adormiladas. Su carrera ha pasado por España, Nueva York y Santiago, y una permanente actividad en vivo les permite estar en su primer Lollapalooza.

Edgar Van de Wingard

O el otro proyecto musical del periodista Fernando Lasalvia. Antes exploró la «electrónica orgánica» con Rock Hudson y hoy se aventura con un «electro indie dance» con Edgar Van de Wingard.

Lilits

Sobrevivientes de los productivos y precarios inicios del siglo XXI, Lilits es también todo un referente del rock femenino independiente. Ahora presentan su tercer disco de estudio, Visceral, lo último de una corta discografía para una intensa trayectoria.

Dead Christine

Alguien no muy ingenioso podría decir que estos son los Kills chilenos, y si bien la comparación es fácil y obvia, tampoco deja de ser acertiva. Lo que al principio fue un dúo, formado por Cristina Forno y Pablo Rivera, es hoy un cuarteto de rock en inglés, una especie de revival del revival de los 2000s, que está presentando su primer ep: To kill me.

Lollapalooza Chile 2015: Quién es quién

Sobre el autor:

PANIKO.cl (@paniko)

Comentarios