Publicidad

Maroon 5 a diez años del Songs about Jane

por · Agosto de 2012

Publicidad

Todo apuntaba que sería una gran noche para los californianos liderados por Adam Levine. Al menos por todo lo mostrado la noche del 12 de noviembre de 2008, en su última visita. Esta vez, venían con más hits sonando en las radios, un vocalista más desenvuelto y el estreno de su cuarto álbum, Overexposed (2012).

Para calentar motores y de telonero, estaba Javier Colón. Cantante norteamericano de ascendencia dominicana, que se hizo conocido tras ganar el año pasado la primera edición de The Voice (NBC). Donde el premio eran cien mil dólares, un contrato con una compañía de discos y la posibilidad de participar en una gira musical. Cabe mencionar que Levine fue su coach durante todo el reality de talentos musicales.

Pero Colón no estaba solo. Vestido con jeans oscuros, camisa, jockey y zapatillas blancas, lo acompañaban tres hombres. Su puesta en escena constaba de un guitarrista, tecladista y baterista, además de la voz que interpretó temas como Te amo (Franco de Vita) y Fix you (Coldplay) para aminorar la espera de Maroon 5.

Ahora suena Rolling in the deep y el Movistar Arena se empieza a llenar. Los técnicos hacen su trabajo sobre el escenario mientras, a mi lado, dos jóvenes de no más de 17 años juegan Quién quiere ser millonario en sus iPhones.

Una prueba de sonido y los instrumentos están listos para recibir a la banda. Suena Bitter sweet symphony, los hombres desaparecen y se apagan las luces. Llegó el momento.

21:15 en punto y el Movistar Arena se viene abajo por los gritos y aplausos que desata Maroon 5. De riguroso negro, Adam Levine y los integrantes de la banda abren los fuegos con Payphone y luego Makes me wonder. Las asistentes bailan y corean las canciones como si se les fuera la vida. «How are you ladies and gentleman?» fue la pregunta que desató el griterío, antes de tomar agua y presentar a cada uno de los integrantes de Maroon 5, como buen anfitrión.

Luego vinieron: Sunday morning, Won’t go home without you, Harder to breathe y, entre medio, le gritan «mijito rico». Suenan One more night, Misery, This love y cuando llevan una hora diecisiete minutos, desaparecen del escenario.

Regresan más pausados para una versión acústica de She will be loved, que suena mucho más íntima.

«This is so much fun» le dijo al público asistente que esperaba eufórico sus canciones.

«Hola, qué tal» y «hablemos mejor después», fueron las frases que colmaron la alegría de sus fanáticos, en su mayoría mujeres. Luego vino el turno de interpretar Stereo Hearts de Gym Class Heroes y el cover de Don’t you want me de The Human League.

En ese momento el público estaba inconforme. Desde platea alta coreaban una canción, algo faltaba. Pero Levine sabe escuchar. Tomó un sorbo de agua y dio en el gusto con Moves like Jagger.

De un lado a otro corría por el escenario, lanzando paquetes de challas a la primera fila y, a cambio, recibió en el escenario dos banderas chilenas. Con eso se despidió de Santiago el compañero de Christina Aguilera, Blake Shelton y Cee Lo Green en el concurso de canto de NBC.

Fueron 109 minutos de show en los que mostró una propuesta contundente, en donde supo alternar temas de Songs About Jane (2002) y Overexposed (2012), su más reciente producción.

Setlist:
Payphone
Makes Me Wonder
Lucky Strike
Sunday Morning
If I Never See Your Face Again
Wipe Your Eyes
Won’t Go Home Without You
Harder To Breathe
Wake Up Call
One More Night
Hands All Over
Misery
This Love
Bis:
Seven Nation Army (The White Stripes)
She Will Be Loved
Stereo Hearts
Daylight
Don’t You Want Me (The Human League)
Sexy Back (Justin Timberlake)
Moves Like Jagger

Maroon 5 a diez años del Songs about Jane

Sobre el autor:

Stephanie Arellano (@steph_arellano)

Comentarios