Publicidad

Primavera Sound: Random Access Memories

por · Junio de 2016

Publicidad

#1 God Only Knows

Brian Wilson nació el año 1942. Paul McCartney también. Mick Jagger en 1943.

Wilson, McCartney y Jagger nacieron durante la Segunda Guerra Mundial, pasan los 70 años de vida y han sido mente y músculo detrás del mejor rock escrito y tocado de la historia.

De los 3, a 2016, solo 2 de ellos pueden hacer un show como los de antaño, con la energía, los saltos y movimientos que el público está esperando. De los 3, el tiempo pasó por solo uno de ellos —como pasará por nosotros y no por el Stone y el ex Beatle—, pero la vejez lo hizo humano en lo físico, eterno en lo importante y, más relevante todavía, no se constituyó como una caricatura de si mismo prolongada en el tiempo. Pura honestidad.

Wilson está viejo, Wilson tiene menos voz, Wilson no puede sostener el ritmo de un show por dos horas y se apoya en su banda. Wilson, pese a todo lo anterior, dio uno de los mejores shows que se vieron en Barcelona, hizo bailar hasta al hipster más emperifollado con sus rocanróles clásicos y —como hará toda esta temporada— recorrió por completo Pet Sounds emocionando a moros y cristianos.

Brian Wilson como ese abuelo genio y mal genio del que nos habían contado pero que no conocíamos. Wilson como aquel abuelo que una vez que nos acercamos jamás queremos dejar.

wilson

#2 Low Flying Panick Attack

Me encantan los festivales, se pueden ver bandas desconocidas. Odio los festivales, gente va a ver bandas que no conoce.

No hay nada como un festival, cada persona encuentra su propio ánimo y camino. No soporto los festivales, el público busca transformarse en personaje y termina siendo una pose.

Existen pocas cosas más desagradables que aglomeraciones excesivas de gente sin interés real por la música frente a una de las mejores bandas que tenemos y que hemos tenido. Realmente emocionó cuando una vez terminada “Karma Police” el público siguió coreando, logrando una sensación única.

Cómo mierda se puede disfrutar a 80 metros del escenario y cuando, con suerte, se pueden ver las pantallas. Un mar de gente bailando “Idioteque”. Silencio radial para “Daydreaming”.

Estos pelotas que no se callan nunca de seguro vienen por los hits. ¿Qué, “Creep”? Pensé que habían terminado. «I’m a freak. I’m a weirdo».

Me gustaría ser especial.

Primavera Sound: Random Access Memories

Sobre el autor:

Guillermo García Moscoso (@huevogarcia) nació en Santiago en 1985. Nunca ha sido bueno para el fútbol ni para la música. Por ello, intenta escribir.

Comentarios