Publicidad

Punk, egos, Álvaro España y los 25 años de Fiskales Ad-Hok

por · Mayo de 2011

Publicidad

Álvaro España en persona se aleja mucho de la imagen del tipo rudo y arrogante que muchos tienen de él. El líder de los Fiskales Ad-Hok es, en realidad, un tipo amable y completamente crítico de las estrellas de rock.

En vísperas del 25 aniversario de una de las bandas chilenas más fundamentales, hablamos con su líder sobre qué es ser punk hoy– “puedes verlo como el estereotipo con mohicano, rancio y curado pidiendo monedas en la esquina o como un hueón que siempre va a vivir al margen, como Bukowski o Armando Uribe“-, el ego y su concierto-celebración de octubre.

El mismo que subirá a escena a Jorge González y a los ex guitarristas históricos de los Fiskales, entre varios otros invitados.

A principios de año, en el compilado Trece al Patíbulo, salieron algunos temas nuevos, ¿Piensan sacar un disco nuevo este año?
—La idea es sacarlo este año, pero estamos bien en pañales, recién componiendo y no es tan rápido el trabajo. En el compilado salen dos temas nuevos, y tenemos como cuatro o cinco maquetas más, pero si es que llegamos a ocupar esos temas para el disco los vamos a volver a grabar.

Me encantaría ser productor musical alguna vez

¿Eso con algún productor o lo producen ustedes?
—No trabajamos con productores, una vez un amigo nos produjo un disco, pero en general nos gusta a nosotros producir nuestros temas. Primero hacemos la música y, sobre la música, yo escribo las letras. Y aunque yo soy el único que no toca ningún instrumento, me gusta estar siempre presente [cuando grabamos] para darle una visión objetiva a los temas. Me encantaría ser productor musical alguna vez.

Álvaro España

¿Has pensado alguna vez editar un disco solista?
—Más que eso he pensado hacer otros proyectos de bandas, pero hacer algo solista me parece muy pretencioso, me llama más la atención el formato banda, lo encuentro más vivo.

Da la impresión que en los Fiskales no se dan luchas de ego.
—Tenemos una confianza de amigos tan de años. Para hacer las letras de las canciones soy súper autoexigente. Me ha pasado por ejemplo estar un año y medio con ocho temas hechos, y que no se me haya ocurrido nada bueno para una letra y los hueones siempre me esperan, porque saben que cuando se me ocurre algo los deja a todos conformes.

¿Cuál es tu disco preferido de los Fiskales?
—Me gusta ene el “Lindo momento frente al caos” (07), pero mi disco favorito es el “Fiesta!” (98), porque es bien hardcore punk, bien embalado. Pero en general, el que más le gusta a la gente es el “Traga“. En esa época estábamos todos escuchando entre punk, grunge y bandas como Helmet, entonces el disco se salía del formato más punk rock y era más experimental creativa y musicalmente.

Es un disco muy noventero.
—Es súper noventero y a mucha gente le gusta por eso, pero mi favorito sigue siendo “Fiesta!”, porque es como del estilo de la música que a mí me gusta escuchar, un punk que es más pah adelante, más rápido y corto. Música más vital y prendida.

El año pasado editaron “12”, una especie de tributo a sus raíces.
—Ese disco fue para darnos un gusto, lo hicimos súper rápido y muy relajados. Extrañamente fue nominado al Altazor como disco de rock del año, fuimos a la entrega de premios y toda la hueá. Al final ganó Sinergia que suena todo el día en la radio y en la tele. Siempre ganan los típicos, porque votan hueones que no tienen idea, pero como [en las canciones] dicen droga y pene, reconocen esa hueá porque suena todo el rato, es más mediático.

Yo no escucho radio, tengo tanta música que si quiero escuchar algo voy directo a eso

Ustedes sin estar tan mediáticamente instalados logran llenar cada tocata que hacen.
—A nosotros no nos interesa, de hecho yo no escucho radio, tengo tanta música que si quiero escuchar algo voy directo a eso, entonces no tenemos ese enfoque. Sacamos singles para la radio porque es una formalidad, pero no tenemos idea si las tocan o no.

¿Tuvieron problemas con los derechos de autor con el “12”?
—Sí, tuvimos problemas con el tema de los Sex Pistols [“Vacaciones en el sol“], por eso el disco no fue muy promocionado y se vende más pah callado. Todos los derechos los manejan publishings internacionales, como EMI y BMG, y casi siempre te dan autorización para grabar temas de otras bandas, pero el catálogo de los Sex Pistols lo tienen dos publishings, uno de Johnny Rotten y otro del resto de la banda, y uno de esos históricamente no da permiso para nada, pero nosotros grabamos el disco y después pedimos permiso.

Lo más probable es que el Pogo se suba a tocar con nosotros y al Víbora le compramos un pasaje para que también se una

¿Hay que pagar por los derechos?
—No, es gratis, pero si esos temas suenan en la radio o en la tele, los derechos no son para ti, sino que para el autor.

Los 25 de los Fiskales

Se viene el aniversario 25 de ustedes y tocan con Marky Ramone este 21 de mayo, con Los Peores de Chile y Machuca, en el Caupolicán.
—El productor de esa tocata mandó comunicados de prensa diciendo que era para celebrar nuestro aniversario y es mula. Nuestro aniversario es en octubre en el Caupolicán y ya están a la venta las entradas. Van a tocar muchas bandas de amigos: Chico Trujillo, Los Peores de Chile, BBS Paranoicos, Los Pegotes, etc. Va a ser como un festival, además lo más probable es que el Pogo [guitarrista de los Fiskales hasta 1991] se suba al escenario a tocar con nosotros y al Víbora [guitarrista de 1991 a 2002] le compramos un pasaje- vive en Alemania- para que también se una. La otra sorpresa es que vamos a tocar con Jorge González, a quien considero el mejor letrista de Chile, además es mi amigo y me propuso hacer temas de The Clash, de Adamo, y quizás algún cóver de Los Prisioneros.

No va a ser una mezcla muy común.
—Yo cuando pendejo odiaba a Los Prisioneros, porque era punky y ellos sonaban en la radio, que para mí era lo peor. Pero me invitaron a ver sus últimas dos tocatas antes de que se separaran de Narea y me di cuenta de que me había perdido a Los Prisioneros de puro pendejo prejuicioso punky, porque la hueá era espectacular.

¿Y se puede seguir siendo punk hoy en día?
—Yo nunca vi el punk como un movimiento, es la actitud con que vives la vida en general. El punk es algo súper personal, puedes verlo como el estereotipo del punky con mohicano, rancio, curado pidiendo monedas en la esquina y dejando la patá, o puedes verlo como un hueón que siempre va a vivir al margen, como Bukowski o Armando Uribe, que también son renegados. Finalmente es algo de espíritu, como de estar adentro del sistema pero a tu manera, a tu pinta.

¿Qué piensas de las bandas que editan un disco y ya se creen estrellas?
—Creo que la humildad es algo que se les va a los músicos cuando se hacen un poco famosos, esa hueá es vergonzosa. La humildad es un valor súper valioso y es algo (…) en el medio artístico.

Chile es muy chico, con un medio muy cagón, creerte la media estrella de rock es ridículo

¿Cuando los Fiskales se hicieron más populares tuvieron problemas para lidiar con eso?
—No, siempre renegamos de eso y siempre lo hemos tomado con mucha humildad. Cuando la gente se acerca a pedirte fotos o autógrafos entendemos que son cosas que van de la mano con la música, tratamos de ser agradecidos con eso. Nos cargan los músicos engreídos, aparte Chile es un país muy chico, con un medio muy cagón, creerte la media estrella de rock es ridículo.

Punk, egos, Álvaro España y los 25 años de Fiskales Ad-Hok

Sobre el autor:

Francisco Yávar (@cortapescuezo).

Comentarios